4000 kilómetros de aventura: la linda locura de dos sanjuaninos a bordo de un Mehari

4000 kilómetros de aventura: la linda locura de dos sanjuaninos a bordo de un Mehari

Un viaje inolvidable en un Citroën Mehari del 72´ restaurado para unir San Juan con Bariloche, se transformó en el sueño de esta joven pareja. Una ruta difícil pero no imposible. Los sueños están hechos para cumplirlos.

Dos sanjuaninos aventureros se animaron a recorrer un largo camino hasta Bariloche desde San Juan en un autito muy simpático de color naranja, pura fibra de vidrio. De mecánica simple, como la de los sueños, fue el motor de empuje para Leandro Vargas (32) y Gema Peluc (29) al restaurar esta joyita y así cumplir su sueño de recorrer el sur de nuestro país “a la velocidad del paisaje”, como ellos mismos lo definieron.

Leandro Vargas y su papá en plena restauración

El equipaje estaba compuesto de anhelos y expectativas entre sus valijas. Algunas herramientas, un bidón de combustible extra, una carpa, música, mate y la libertad. Llevaban previsto un itinerario de posibles destinos, y aunque la idea era llegar a Bariloche, prefirieron que el viaje los sorprendiera en cada lugar que visitaron, disfrutaron del camino y sólo aprovecharon el momento presente.

4000 largos, dificultosos, solitarios e inhóspitos kilómetros recorrieron atravesando Mendoza, Malargue, Chos Malal, Copahue, Villa Pehuenia, Junin de los Andes, San Martin de los Andes, Bariloche y Villa La Angostura desde San Juan con el fin único de conocer buenas personas y paisajes increíbles.

Tras recorrer algunos caminos que lograron aflojar hasta el último tornillo oxidado, la pareja de sanjuaninos abrió el corazón a nuevas experiencias, a salir de sus respectivas zonas de confort para conocer y conocerse al andar. Él, amante de la geología, se prometió alguna vez recorrer esas geografías con su gran amor, ella se animó a compartir esa fantasía que se transformó en realidad.

“No dobla, no tiene frenos, no acelera, nada. Pero, sin embargo, nos gusta mucho”

El registro de sus recuerdos en fotos, videos y en este testimonio para Tiempo de San Juan, es una oportunidad y una invitación a animarse. Lean y Gema pudieron conocer algunos amigos “ruteros”, amantes de la naturaleza y la libertad como ellos además de increíbles historias y paisajes de los que ahora ellos también forman parte. Ese sueño, ese auto, esa ruta y esa aventura se transformaron en el viaje de sus vidas, hasta ahora…

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.