La chicana de Casella a Tinelli por la cercanía en el rating.

La chicana de Casella a Tinelli por la cercanía en el rating.

Como se dice ahora, Marcelo Tinelli «lo está dando todo» para levantar el rating de Showmatch. Le falta ponerse a bailar y escuchar la devolución crítica del jurado, porque después hizo hasta lo que no le piden: corre, salta, juega al basquet, al yó-yó, se banca tres grados de térmica para ver como un ñato hace salto en alto, habla de la vida con el padre de otro participante, se emociona, llora, se ríe, grita, transpira, patea penales, forma parejas o presenta candidatos. Mientras los demás cumplen su función y no mucho más, él está en todas.

Sin embargo, la cosa no camina. Los números no mejoran. Si bien no son catastróficos, no le alcanzan ni siquiera para competirle de cerca a los programas de Telefé. Tanto Doctor Amor como La voz Argentina, los dos ciclos que enfrenta en esta temporada, prácticamente le duplican la audiencia. Mientras La Academia ya no llega a los dos dígitos, en la competencia se dan el gusto de saborear los 20 o las 22 unidades. Tinelli hace de todo y se la juega como nunca, pero ni siquiera sus esfuerzos alcanzan para empardar los tantos.

Tinelli suponía que el desembarco de la novela 1-11-18, con su elenco lleno de figuras, podría empujar un poco sus números. Ni eso lo salió: viendo el panorama, las autoridades del 13 decidieron «guardar» la superproducción para más adelante. Ya ni siquiera se observan los spots publicitarios que anunciaban un estreno «muy pronto» de la ficción. No se los vio más. Y bueno, así es la tele.

Encima, a medida que se fue alejando de Telefe, Showmatch tuvo que mirar el espejo retrovisor, donde se empieza a ver cada vez más grande (por ende, cada vez más cercano) al muy consolidado Bendita que lidera desde hace una punta de años Beto Casella. Este año, el longevo ciclo del 9 se sacó de encima la amenaza que representó el desembarco de Jorge Rial en su horario, y ahora se las ve con el sorprendente y exitoso Los Mammones, al que también derrota.

 

En base a eso, y a un tuit que tomó como referencia un pico de Bendita y el promedio de Showmatch para analizar que estaban cada vez más cerca (6 lo máximo del 9, 8 el promedio del lunes), Casella se atrevió a jugarle una suerte de picante y audaz chicana al conductor más grande de toda la historia de la televisión argentina.

«Ojo, Marce…» escribió Casella en su cuenta de Twitter, comentando un tuit que decía que Bendita había tenido una gran noche y que ya estaba muy cerca de pelearle el segundo lugar al Showmatch de Tinelli, que quizás ni se haya enterado: lo más probable es que cuando se publico, estuviera buscando ideas para que levantar, de una buena vez, las cifras que logra su programa.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.