Con un despliegue de más de 30 artistas, representarán a San Juan en la final del Precosquín

Con un despliegue de más de 30 artistas, representarán a San Juan en la final del Precosquín

Es el sexto año que la Compañía Riveros Luna se hace con un lugar entre los mejores en la plaza Próspero Molina. Este domingo viajan a Córdoba.

Las expectativas están muy altas. Este domingo parten los sanjuaninos que representarán a la provincia en la final del PreCosquín. Entre ellos va un grupo experimentado, la Compañía Riveros Luna, que se subirán a la plaza mayor del folclore por sexto año, en búsqueda del pase que los lleve a la merecida luna coscoína.

El elenco está compuesto por los directores Javier Riveros y Natalia Luna quienes cuentan con 33 bailarines, 1 vestuarista, 1 iluminador y 3 músicos y se presentarán con una versión mejorada de «Deolinda según Baudilio», con la que ya compitieron en el 2020 (en el 2021 no se hizo el evento por la situación sanitaria) y con al que ganaron como «Mejor Puesta en Escena».

«Desde agosto venimos ensayando y encontrándonos como grupo, porque hay muchos nuevos integrantes. Pero en realidad, para el PreCosquín venimos preparándonos toda nuestra carrera. Las expectativas son las más altas, pero nos mueve el deseo de mostrar nuestra visión sobre la creación de obras y estilización de las Danzas Folclóricas Argentinas», aseguró a Diario La Provincia SJ, Javier Riveros quien además confirmó que todavía no saben si actuarán el próximo lunes o martes ya que se decide por sorteo ese mismo día.

«Aunque muchos crean que es sencillo ir a Cosquín y ganar, nosotros comprendemos que para hacerlo es necesario que el artista logre una madurez y evolución y eso no se consigue más que con los procesos que se atraviesan. Para algunos será un camino largo para otros más cortos, pero lo importante es aprender y recordar que el jurado debe elegir entre más de 50, 60, propuestas», agregó el director.

Por qué eligieron la historia de la Difunta
En primer lugar, desde la compañía aclararon que se trata de un «homenaje a Fernando Luna que llenaba de poesía nuestras obras». En cuanto al contenido de la obra, explicaron que «como creadores nos importaba resaltar el valor de la familia, la fortaleza del amor, no sólo la lucha de ella para llegar hasta él, sino también la lucha de él para regresar a ella. Además, resaltar la imagen de Deolinda como Santa (como nos muestra la leyenda), tanto como la de mujer (desde la mirada de Baudilio). Utilizando el realismo mágico y surrealismo».

«Decidiendo que íbamos a trabajar sobre este personaje [Baudillo], teníamos el desafío de construir lo que faltaba de su historia y creamos un Imaginario, donde el objetivo era conjugar las dos vidas, la de él (creada por nosotros) y la de ella (que se conoce por la leyenda)», detalló.

Sinopsis de la obra
El Espíritu del desierto, será testigo de la historia que Baudilio contará. Baudilio escapa de las fuerzas que lo atraparon y se lo llevaron a la Rioja (representadas por chaquetas de militares), surge de entre ellas. Es guiado por un remolino hacia la presencia del Espíritu del desierto, contando a través de versos como ilusionadamente pretende reencontrarse con su familia. Mientras esto sucede se puede observar el desarrollo de la leyenda real de Deolinda y Baudilio jóvenes, su primer encuentro, su casamiento y el nacimiento de su hijo.

Recordando siempre que toda la historia está contada en dos tiempos diferentes. En la zamba ella tiene una visión premonitoria, de como su amado va a ser arrancado de sus brazos, como si ella escuchara los versos de Baudilio viejo, que cuentan lo ya ocurrido.

Aparece la milicia, y acá Baudilio viejo confunde el presente con el pasado, uniéndolos a través de un poncho que él entrega a Baudilio joven, dejándolo perdido en un espacio sin tiempo, en donde confunde por un momento si él se está yendo o está regresando. El final está próximo. Ella a punto de morir, y él a punto de encontrar su santuario (sin saberlo, siempre con la esperanza de encontrar con vida a su familia).

Los dos atraviesan el desierto, que se transforma constantemente a su pasos, buscándose perdidos en el tiempo. Él finalmente llega al santuario y con su último suspiro exclama “¿Cómo he de amarte? ¿Cómo mujer o como Santa?”, mientras su espíritu se eleva joven para reunirse con su familia que lo espera.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.